Tratamiento de aguas residuales: ¿qué papel cumplen los productos para manejo de fluidos?

fredag den 17. juli 2020
Tratamiento de aguas residuales: ¿qué papel cumplen los productos para manejo de fluidos?
El tratamiento de aguas residuales es un proceso que hace posible extraer distintos tipos de agentes contaminantes del agua, más allá de si la descarga proviene de un ámbito industrial, comercial o doméstico.

En cualquiera de estos casos, el proceso de tratamiento de aguas residuales requiere, ante todo, de un complejo mecanismo de ingeniería en el que cada una de las partes involucradas cumpla su función específica para que lograr el objetivo.

Los componentes que seencuentran en las aguas residuales
Hablar de aguas residuales es hacer referencia a una gran cantidad de agentes contaminantes que se hacen presentes en ellas y que disponen de un potencial de contagio que puede afectar a las aguas desprovistas de esta condición.
En las aguas residuales se pueden encontrar desde componentes químicos generados por actividades industriales hasta sustancias orgánicas como virus y bacterias.

Tratamiento
El tratamiento de aguas residuales abarca, por un lado, lo que se conoce como aguas negras, que son aquellas que provienen de las instalaciones sanitarias y que contienen distintos tipos de materia orgánica.

Dichas instalaciones pueden ser de índole doméstico o de una amplitud mayor, como es el caso de empresas y otras organizaciones. Claro está que no sólo se refiere a los desechos propios de un baño, sino que también se trata de líquidos provenientes de lavaderos y cocinas, por ejemplo.

Mediante distintos tipos de mecanismos, es posible que las aguas que provienen de estos dispositivos sean descontaminadas. De esta manera, se reduce su impacto en el medio ambiente y en la salud de las personas, y se puede disponer de ellas para nuevos usos.

Lodos de aguas residuales
En este sentido, otro asunto a tratar se refiere a los lodos de aguas residuales, cuya principal característica radica en que los agentes contaminantes se presentan en estado sólido y no líquido. Y esto va más allá de los contaminantes que se encuentran en las aguas residuales industriales y domésticas.

Entonces, cuando se piensa en el tratamiento de aguas residuales se debe considerar que, aunque en mayor proporción se trata de elementos líquidos, lo sólido también debe ser tratado como un asunto a resolver.

Cómo funciona el sistema de limpieza
Para que el proceso de tratamiento de aguas residuales sea posible, es necesario disponer de un sistema especializado en este tipo de funciones, el cual varía según el contexto y los requerimientos de cada circunstancia en particular.

En el caso de las aguas industriales, es sabido que las empresas que realizan su descarga deben poseer y seguir un protocolo respecto a las emisiones que liberan por fuera de su entorno.

Además de significar un compromiso ante el medio ambiente, implica una necesidad y una obligación, dado que si no disponen del protocolo en cuestión difícilmente puedan estar homologadas por las distintas instancias gubernamentales involucradas.

Para que las empresas puedan manejar y adecuar los procesos de purificación de los agentes contaminantes de las descargas de agua que liberan hacia el medio ambiente, deben tener un sistema de limpieza que se encargue del tratamiento de los distintos tipos de fluidos.

Cada sistema implica un mecanismo que, para su óptimo funcionamiento, depende de piezas como válvulas, bombas de recirculación y elementos de filtrado, entre otros componentes propios de este tipo de circuitos.

A su vez, todo tratamiento de aguas residuales se realiza en función de distintos factores, como puede ser el tipo de fluidos y el nivel de contaminación presente en los distintos sistemas.

De esto se desprende, por ejemplo, la necesidad de instalar distintas etapas de filtrado y de disponer de bombas y válvulas para manejar fluidos que hasta pueden llegar a ser abrasivos.

De esto se desprende, por ejemplo, la necesidad de instalar distintas etapas de filtrado y de disponer de bombas y válvulas para manejar fluidos que hasta pueden llegar a ser abrasivos.

También resulta fundamental considerar las características de cada fluido, ya que de éstas depende el material a utilizar en el mecanismo para tratamiento de aguas residuales. Si, por ejemplo, los fluidos son corrosivos, el elemento debe ser apto al manejo del mismo.

En resumen, los productos para manejo de fluidos cumplen una función fundamental en el proceso de tratamiento de aguas residuales, ya que sirven de estructura, de soporte para que el mecanismo pueda desarrollar su labor de forma óptima y eficaz.

Desde Flowtrend asumimos el compromise que significa cuidar el medio ambiente y la salud de cada uno de los individuos a través del tratamiento de aguas residuales. Lo hacemos poniendo a disposición un amplio catálogo de piezas de alta calidad, el cual se sostiene gracias a la sólida experiencia que hemos desarrollado a lo largo de nuestra extensa trayectoria como fabricantes y proveedores de equipamientos y componentes confiables.