Válvulas mariposa: qué son, partes y para qué sirven

torsdag den 17. september 2020
Válvulas mariposa: qué son, partes y para qué sirven

Dentro del amplio conjunto que se puede encontrar en materia de válvulas, la válvula de mariposa se posiciona como una de las más destacadas debido a las posibilidades que ofrece en cuanto a usos y aplicaciones.

Si bien su funcionamiento es sencillo y fácil de comprender, son varios los aspectos que se deben tener en consideración a la hora de hablar de la válvula de mariposa. 

La válvula de mariposa cumple la función que es propia de todos los tipos de válvulas, que es la de determinar el paso de un fluido hidráulico a través de un canal perteneciente a un sistema específico.

Dicha determinación puede consistir en la apertura y el cierre total del paso, o bien en una regulación parcial producto de una apertura intermedia.

Estructura de la válvula de mariposa

Las válvulas de mariposa pueden presentarse en distintos tamaños, es decir, con diámetros grandes, medianos y pequeños. Más allá del tamaño, su estructura es la misma.

En el caso de la válvula de mariposa, la apertura y el cierre de un conducto se produce como consecuencia del desplazamiento de una placa que se encuentra en el interior de la válvula y que gira sobre un eje determinado. De ahí viene la denominación “mariposa”.

Para que el movimiento de esta placa sea posible, se requiere de la presencia de un vástago que esté conectada a la misma y, por lo tanto, al cuerpo de la válvula de mariposa.

Dicho vástago debe ser activado mediante un mando que, dependiendo del ámbito en el que se utilice la válvula, puede ser manual o automático.

Por último, la estructura de la válvula de mariposa también puede comprender un empaque o anillo que coincide con la circunferencia de su cuerpo y otros componentes menores que hacen a su correcta fabricación.

Clasificación y características principales de la válvula de mariposa

Las válvulas de mariposa se clasifican en función del tipo de eje que presentan en el interior de sus cuerpos. Este eje puede ser vertical u horizontal, y con eje centrado o descentrado. El uso que se le quiera dar determinará qué tipo de válvula será la adecuada. 


En cuanto a sus características principales, las válvulas de mariposa ofrecen una capacidad de regulación de fluidos mayor a la de otras válvulas. También permiten trabajar con fluidos hidráulicos de altas presiones y, cuando se encuentran completamente abiertas, sus pérdidas de carga son bajas.