Cuales son las diferencias entre una Bomba centrífuga y lobular

tirsdag den 13. april 2021
Cuales son las diferencias entre una bomba centrífuga y lobular

Al momento de tomar una decisión, necesitamos tener información veraz a la mano, sobre todo si de esto depende la viabilidad de nuestro proyecto y el ajustarse al presupuesto establecido para ello. Si esto incluye la elección de una bomba de fluidos, es indispensable saber cómo funcionan, pues por un lado están opciones como una bomba centrífuga, por ejemplo, y del otro lado, alternativas como la bomba lobular.

Algo que es indispensable conocer es que, si necesitas una bomba que priorice la higiene al manejar líquidos, tanto la bomba centrífuga como la bomba lobular cumplen con esa función. No obstante, a pesar de tener ciertas similitudes, existen determinadas características que las distinguen entre sí. Analicemos cada una de estas bombas de fluidos con más profundidad con el fin de comprender cómo pueden ser de provecho para tu proyecto.

Tengamos en mente que la higiene en el manejo de fluidos es cada vez más relevante, en especial en un mundo donde de la noche a la mañana la salud se volvió aún más importante. Esto cobra especial importancia en sectores como el gastronómico, donde se fabrican productos como vinos, refrescos, agua para beber y miel, por mencionar algunos.

La bomba centrífuga y su funcionamiento

Lo que distingue a las bombas centrífugas de otras bombas de fluidos es que funcionan con un motor de electricidad. Este motor convierte la energía en velocidad y posteriormente en presión con el fin de obtener la fuerza suficiente para transportar el líquido. Por este motivo, la bomba centrífuga es una de las más usadas en la industria para bombear líquidos en general, en especial grandes cantidades de agua con la higiene adecuada.

En la industria, son varios los sectores que eligen utilizar las bombas centrífugas en su equipo de producción. Algunos de ellos son la automoción, el sector químico y, como se mencionó anteriormente, la industria gastronómica.

Un punto a destacar es que la bomba centrífuga utiliza la energía cinética para funcionar. A través de impulsores, genera el proceso de transportación de líquidos. Las bombas centrífugas más comunes son las axiales, donde el fluido circula de forma paralela al eje de rotación. Sus mecanismos internos están protegidos por la carcasa, que puede ser de acero inoxidable, cobre o hierro fundido según el líquido que se vaya a transportar.


Bombas lobulares: qué son y cómo funcionan

Como su nombre lo indica, este tipo de bombas se basa en lóbulos que rotan para permitir el proceso higiénico de transportación de líquidos. Cabe mencionar que estos lóbulos jamás tienen contacto entre sí y, en caso de que suceda, es necesario tomar cartas en el asunto antes de dañar el mecanismo.

Además de ser fáciles de limpiar, las bombas lobulares se recomiendan en proyectos donde es necesario transportar líquidos de alto índice de viscosidad, como salsas, mermeladas, zumos, chocolate y caramelo. Incluso son una gran opción en procesos de la industria cosmética, incluyendo productos como cremas, shampoo, pomadas y hasta pasta de dientes.

Las bombas lobulares permiten la transportación de viscosidades de hasta 100,000 cPs y el paso de sólidos de hasta 50 mm. De esta forma, se conserva la integridad de las sustancias y se mueven sin dañarlas ni cambiar su consistencia.

Ahora que ya sabes cuáles son las diferencias entre una bomba centrífuga y una lobular, tal vez tu decisión final se base en el precio. Ambas requieren poco mantenimiento y son relativamente fáciles de instalar; sin embargo, es probable que después de cierto tiempo debas cambiar los lóbulos de la bomba lobular, a diferencia de las bombas centrífugas, que si bien podrían no ser la mejor opción para viscosidades, duran bastante sin necesidad de hacer grandes cambios en sus piezas.